Uno de los arranques más eróticos del porno gay

Crítica de la escena porno Leche Solar 1 y 2, una creación de MorreoStudio para Tetatita.com.

Podría decir, sin temor a equivocarme, que estamos ante uno de los mejores arranques de una escena porno gay de los últimos tiempos. Los primeros cuatro minutos de esta creación pornográfica de MorreoStudio para Tetatita.com es lo más morboso y erótico que he visto en mucho tiempo. Me estoy refiriendo a Leche Solar, una escena en dos partes, en la que un grupo de tres amigos deciden salir a navegar en un barco, en lo que parece la Costa Brava, sin saber que están siendo observados por un voyeur con unos prismáticos.

  • Título: Leche Solar 1 y 2.
  • Producción: MorreoStudio para Tetatita.
  • Duración: 11:09 y 13:30 minutos.
  • Actores: No identificados.
  • Género: Cruising, pornolancha, mamadas, pajas.

Este chico de tatuajes, aretes y corte de pelo alternativo acude siempre al mismo lugar, cuando está caliente. Un embarcadero en el que, siguiendo la misma rutina, se ubica en la zona de rocas, se pone sus cascos, espera, observa y, si tiene suerte, folla. Si no, siempre cae una paja mientras espía con sus prismáticos a los chicos en sus embarcaciones.

La filmación del momento barca, o pornolancha, como la etiquetan en Tetatita, es pura fantasía, a medio camino entre la película El lago azul y los anuncios de chicos mazados en bañadores ajustados. Los planos acuáticos se combinan con momentos muy calientes en la cubierta del barco. Cuerpos marcados y definidos, bañadores llevados a la mínima expresión y hasta un primer plano de un ano que queda al descubierto al apartar otro chico el elástico del tanga. Música veraniega, planos con mucho movimiento y juegos de chicos calientes en verano conforman estos primeros minutos de Leche Solar, que creo me costará mucho tiempo poder olvidar.

Lástima que no toda la escena transcurra a bordo de ese barco, del que solo nos dejan ver algún plano rápido de una mamada y una sugerente secuencia con crema solar de por medio y una comida de culo con planos increíbles en los que parece que el barco y los chicos que disfrutan del sexo en él van a sumergirse en el mar. Todo ello combinado con las imágenes del voyeur sobre la roca y con sus prismáticos en la mano, mientras saca su rabo por el lado del bañador y comienza a menearlo...




Pero cuando parece que todo va a llegar a su fin, los chicos vuelven a tierra y allí les espera el mirón, aguardando aún su oportunidad de no irse a casa sin follar. Ya se sabe que el que la sigue la consigue y este chico parece que ha hecho ojitos con uno de los del trío caliente en alta mar, el chico de la cresta verde, quien decide quedarse más rezagado de sus compañeros y disfrutar de un momento muy morboso entre rocas y con el sonido de las olas del mar de fondo.

Principalmente, la clave del éxito de este tipo de escenas, como las que crea Morreostudio, es que son muy reales y el público puede identificarse con ellas. En todos lados cuecen mirones y chicos que en verano, o en cualquier época del año, tienen muchas ganas de jugar y tener sexo, mientras les obserbvan. No hay nada que inventar, en la vida todo viene inventado, solo hay que aprovechar el tirón de los momentos realmente morbosos y este de Leche Solar lo es.

Tras ese plano de lo más sugerente de los chicos caminando por el puerto, con el mar de fondo, y uno de ellos subido sobre el murete, marcando bien de culo, el de la cresta vuelve para regalarnos los instantes finales de esta primera parte. Ese momento del voyeur, sentado sobre la roca y con la polla fuera,  mientras el de la cresta se acerca y se la mete en la boca es como la explosión del relleno de los chicles. Muy acertado ese plano, casi primer plano, del mamador con ese rabo tan marcado de venas en la boca. Sin olvidar que están en un sitio público e, incluso, la cámara nos muestra en un instante que puede que haya mirones que miran al mirón en plena acción fuera de la escena.



Me quedo, antes de acabar esta primera parte, con la corrida del chico de la cresta verde entre las rocas, mientras sigue mamando la polla del voyeur, que, segundos antes, también se ha corrido en su boca. Pero parece que la fiesta sigue y nos lleva a una segunda parte.

Cambiamos de paisaje. Dejamos el mar para adentrarnos en un paraje boscoso en el que estos chicos siguen con el juego. Entre tonteo y tonteo, hablan del amor, de si creen en él o no, "¿tú tienes amor para mí?", le pregunta el chico de la cresta y el voyeur responde: "tengo algo mejor". Y no lo dudamos, sobre todo al ver el pedazo de polla que saca nuevamente de su bañador. Siguen estando en un sitio público y asó lo recuerdan las voces que se escuchan de fondo.

Parece que a ellos no les importa porque, desprovistos de su ropa, comienzan a rozarse y a juntar sus rabos para menearlos. Me parece muy inteligente por parte de los creadores que no hayan metido música de relleno en esta parte de la filmación, manteniendo el sonido ambiente de la zona, con la finalidad de recalcar que los dos chicos están haciendo cruising en un espacio natural frecuentado por más personas relativamente cercanas.



Este aquí te pillo y aquí te mato también se recalca con el hecho de que el voyeur no se quita en ningún momento el slip de competición que lleva puesto, ni para follarse al chaval de la cresta. Es muy morbosa la parte en la que se lo está follando a cuatro patas con el bañador puesto  y esos grandes huevos colgando y golpeando el trasero del pasivo. Tras la corrida, en su espalda, el activo se ha quedado con ganas de más, de seguir la fiesta...

Para ver la escena, entra en este enlace.


Lo mejor: El arranque de la primera parte, es perfecta.
Una pega:  No haberle sacado más jugo a la escena del barco.
Un apunte: Nueva colaboración porno entre MorreoStudio y Tetatita.
Puntuación: 
★★★★★





Comentarios

Lo más visto